Aunque ya hemos hecho algún viaje con Lucas, este año va a ser nuestro primer gran viaje.

Hemos tenido la suerte de haber podido viajar 1 semana a Tenerife con apenas 6 meses, visitar Lisboa con 1 año y medio, y visitar el Valle de Mosela con casi 2 años. Además de alguna otra escapadita por España

La verdad es que hemos tenido mucha suerte hasta ahora. Aunque Lucas es muy inquieto y necesita mucha actividad, siempre se ha portado genial en el avión, aeropuerto, coche, etc

Por tanto, hasta ahora no nos podemos quejar. Ha sido todo perfecto. Teníamos muchas ganas de poder seguir viajando de la misma manera que lo hacíamos antes. La gente suele decir que te cambia la vida, que ya no vas a viajar como antes, que ya no se disfruta lo mismo. Teníamos nuestras dudas… ¿Por qué no podía ser igual?

Tenían razón…

A toda esta gente tengo que darles la razón, no es lo mismo… es mucho mejor!! Ahora nos encontramos preparando nuestro viaje a los Alpes Dolomitas y tenemos una ilusión que desconocíamos hasta ahora. Es una ilusión inmensa preparar un viaje pensando en él. Buscar parques chulísimos y pensar en lo bien que se lo va a pasar. Buscar rutas con vistas increíbles e imaginártelo gritando ‘waaaalaaaa’ como cuando ve esos paisajes en la TV. Alojarnos en hoteles o apartamentos con columpios… incluso un par de hoteles agroturísticos con vacas, gallinas, conejos, gatos… y no hacemos más que pensar en lo que va a disfrutar, en lo que va a aprender.

Otras personas dicen que tan pequeños no aprenden nada, que no lo disfrutan, que es tirar el dinero. No se si lo disfrutará tanto como nosotros vamos a disfrutar de él, pero sí que estoy seguro que aprenderá muchas cosas.

Aprenderá a relacionarse con gente diferente. Comenzará a respetar la naturaleza. Disfrutará de momentos increíbles en familia. Aumentará su capacidad de observación, que le ayudará a ser más crítico y reflexivo el día de mañana. Adquirirá flexibilidad, adaptación al cambio, paciencia. Desarrollará su sentido aventurero y explorador.

También dicen que desarrollan un pensamiento más racional y, además, adquieren nuevos valores y habilidades de tipo emocional y social

Y a nosotros qué nos aporta

A lo mejor el día de mañana no ha aprendido nada de esto y os lo tendremos que contar.

Pero a nosotros, por la ilusión que nos está haciendo organizar el viaje pensando en él… ya nos merece la pena intentarlo. Tenemos unas ganas locas de verle correr detrás de los animales, sonreír mirando el Lago Como, desayunar con él en la terraza disfrutando de los Alpes, enfrente. Ver como se sorprende, cómo señala todo y se da la vuelta sonriéndonos.

Ojalá algún día sepa lo feliz que nos hace por ser solo como es.

ViajandoConLucas

ViajandoConLucas
Please follow and like us:
error