Como os adelantábamos en el anterior post de Praga, a finales de noviembre y principios de diciembre de 2015 nos escapamos 8 dias a Praga y Viena, encontrándonos ambas ciudades inmersas en plena Navidad, lo que hizo el viaje más especial si cabe.

En este post os encontraréis:

Información general.

La moneda que se usa en todo Austria es el euro, así que no hay que hacer cambio de moneda si vais desde España ¡mejor!

El idioma oficial es el alemán, aunque seguramente no tengáis problema si sabéis inglés. Eso sí, os podéis encontrar que en algún restaurante no hablen inglés ni tengan su carta traducida.

El clima es templado en los meses de verano, y frio en invierno. Nosotros, que fuimos en Diciembre, pasamos frio algunos días y otros no tanto ¡maldito cambio climático!

Precios: Viena no es una ciudad barata, para que os hagáis una idea un café o un refresco puede estar en torno a 4/5 euros. Nosotros, como en casi todos los viajes, intentamos ahorrar desayunando y haciendo una comida en el apartamento. También podéis ahorrar comiendo algún día en algún puesto de la calle, que al menos en Navidad, hay muchos sitios donde poder comer a un precio razonable.

Viena

Cómo llegar desde la estación central o desde el Aeropuerto al centro de la ciudad

Aunque a nosotros, nos gusta mucho andar, hay que estar bien informado porque en este caso hay alguna atracción turística que pilla más alejado del centro. Además, desde la Estación Central de Viena (Am Hauptbahnhof) hasta el centro, hay un caminito, así que os contamos.

Hay una red de transporte muy amplia dentro de la ciudad de Viena, es una ciudad muy bien comunicada, hay: metro, tranvía, autobús. Aquí (https://www.wien.info/es/travel-info/transport)  teneis mucha información de interés.

Los billetes sencillos cuestan 2,40 € para adultos y 1,20 € para niños (los niños en los tranvías viajan gratis hasta los 6 años), y ojo porque no vale con comprarlos, hay que validarlos dentro de cada medio de transporte.

Como en muchas otras ciudades, hay abonos turísticos. En el caso de Viena, hay los siguientes:

Abono 1 día: 8 €.

2 días: 14,10€.

3 días: 17,10€.

Abono semanal: 17,10€. (Válido de lunes a las 9 de la mañana a lunes a la misma hora)

Los billetes además de en estaciones de metro y puntos de venta, se pueden comprar online  en esta web https://shop.wienerlinien.at/

Si en tu caso llegas al aeropuerto y quieres ir al centro tienes varias opciones, pero os dejo las dos que valoramos nosotros para ir del centro hasta el aeropuerto:

  • CITY AIRPORT TRAIN: No es la opción más económica pero sí la más rápida. Son 12 € solo ida y 21 € ida y vuelta (menores de 15 años, gratis) y la duración es de poco más de un cuarto de hora. Salen de la estación Wien Mitte cada media hora. Numerosas compañías permiten hacer el Check in en la propia estación de tren.
  • ÖBB RAILJET:  Conecta la Estación Central de Viena y la estación de Wien-Meidling con el Aeropuerto de Viena. También sale cada media hora y son 4,20 € por adulto, niños de 6 a 14 años 2,10 y menores de 6 años, gratis.
Viena

¿DÓNDE ES MEJOR ALOJARSE?

Desde nuestro punto de vista, y como os hemos comentado otras veces, valoramos que sea céntrico –para poder ir al máximo de sitios posible andando- pero no en el meollo para no tener problemas de ruido y poder descansar.

¿Lo ideal? Sería el alojamiento dentro del circulo que os marcamos en el mapa de más abajo. Nosotros en esta ocasión no pudimos quedarnos tan cerca como queríamos, debido a que reservamos solo con un mes de antelación, y nos alojamos a 20 minutos caminando del centro. Os lo hemos marcado también en el mapa con el pin rojo.

Fue un apartamento que reservamos a través de Airbnb, que desgraciadamente ya no está en alquiler. Os dejamos el enlace por si queréis echarle un ojo: https://www.airbnb.es/rooms/3519493?eluid=1&euid=d7c5b0dc-12f2-bca2-32ce-97105f5416e7&guests=1&adults=1

Es un apartamento tipo estudio, con cama de matrimonio, salón, comedor, cocina todo en un mismo espacio. Un baño y un vestidor. El dueño, además de esperarnos y darnos muchísima información, mapas etc, nos dejó la nevera llena con huevos, pan, queso, jamón, leche.. .¡una pasada! Y nos costó 4 noches, 249 €, o sea, 62 € la noche.

¿Recomendaríamos el alojamiento? Si os gusta caminar, sí. Como os decíamos, está a unos 20 minutos andando de lo que es el centro centro de Viena. Pero si se puede, mejor que esté más cerca de todo lo que hay que ver.

TIP VIAJERO: Recuerda reservar con al menos 2 meses de antelación si quieres tener buena ubicación.

Viajandoconlucas

¿QUÉ VER EN UNA ESCAPADA DE 3 Ó 4 DIAS EN VIENA?

Os contamos a continuación lo que nosotros vimos, pero principalmente paseamos mucho, nos encontramos muchos mercadillos en las calles, así que nos dejamos llevar mucho por el rumbo que llevaba la gente allí:

Catedral de Viena San Esteban y Stephanplatz

Es el centro neurálgico de la ciudad, muchísimo ambiente, músicos callejeros y punto de partida de numerosos recorridos, ya que está cerca de monumentos, lugares a visitar, tiendas, restaurantes etc. A la catedral desgraciadamente no pudimos entrar porque estaba en obras. Nos llamó mucho la atención el tejado con azulejos de colores.

Catedral de Viena

Catedral de Viena

Palacios Imperiales – Museo de Sisí

Se encuentran dentro del Palacio de Hofburg y recorre la vida de la famosa emperatriz, que no es tan bonita como la contaban las películas que hemos visto todos en nuestra infancia. Se pueden ver más de 300 objetos personales como vajillas, abanicos, vestidos etc. El precio son 12,90 € con audio-guía.

No dejéis de visitar los apartamentos imperiales, es muy curioso.

Palacio Hofburg

Palacio Hofburg

Ayuntamiento de Viena

Tuvimos la suerte de verlo engalanado para  Navidad, lleno de luces y con un mercadillo impresionante a sus pies, que crea muy buen ambiente y ese olor a vino especiado tan característico de estos mercados. Dentro del Ayuntamiento se encuentran la Biblioteca Nacional. Tienen visitas guiadas gratuitas.

Opera de Viena

Lamentablemente no la visitamos, ya que no sabíamos que había que reservarlo por adelantado (pardillos de nosotros!), pero no queríamos dejar pasar esta ocasión para contar que se pueden comprar entradas muy muy baratas (menos de 5 €) para ver la ópera de pie. Lo contamos porque nosotros cuando fuimos, no lo sabíamos, y nos parece una idea muy buena para poder ver la Ópera, quizá, más importante del mundo. También sabemos que en primavera y verano ponen pantallas gigantes fuera del edificio para poder disfrutar de la Opera totalmente gratis.

Iglesia de San Carlos Borromeo

Llama la atención las dos enormes columnas laterales. De nuevo un mercadillo navideño se cruzó con nosotros y también muy buen ambiente, vino especiado y pretzels por todos lados.

Palacio Belvedere

Fue residencia de verano del Principe Eugenio de Saboya. Está formado por dos edificios, el alto y el bajo. A nosotros nos gustó más el bajo que ahora alberga un museo de arte donde podréis ver las obras más importantes de Klimt. Para nosotros fue una sorpresa encontrarnos con el cuadro de EL BESO, es una maravilla. Cuesta 26 € entrar. Nos gustó pero creemos que se puede obviar y disfrutar de los jardines y del exterior de los edificios. Eso cuesta 0 € 😉

Palacio Belvedere

Palacio Belvedere

Palacio Schönbrunn

Palacio Schonbrun

Palacio Schonbrun

Fue la residencia de verano de la familia imperial. Se encuentra a la zona periférica de Viena, a unos 25 minutos del centro en transporte público. Nosotros fuimos en metro, en la línea U4 desde Karlplatz hasta la parada Schonbrun (la vuelta la hicimos paseando).

Hay distintos precios porque hay distintos recorridos, así que aquí os dejamos la web oficial donde tenéis toda la info actualizada https://www.schoenbrunn.at/en/our-tickets-and-prices/all-tickets-prices/

Se puede recorrer el interior del palacio con distintas estancias, salones, habitaciones… no te deja indiferente aunque nos recuerda mucho a los apartamentos imperiales. De nuevo, nos ganan los jardines, cuidados hasta el más mínimo detalle. Os recomendamos subir hasta la Glorieta ya que se tienen unas vistas espectaculares de los jardines y el palacio.

Parque Prater

Es un parque de atracciones “vintage”. No se paga nada por entrar al parque, solo se paga a las atracciones a las que quieras subir. Hay que destacar la noria, de 1897, y que tristemente estaba en mantenimiento cuando fuimos (aggghh!). Es muy curioso visitar, es como si al entrar pasases por una puerta en el tiempo y retrocedieses más de un siglo. Dentro del parque hay bares y restaurantes. Desde Wien Mitte, se llega muy fácilmente en metro (estación Messe Prater) o tren (parada Wien Praterstern).

Mercado Naschmarkt

Es un mercado ubicado en las inmediaciones del metro Kettenbrückengasse, lleva celebrándose desde el siglo XVI, cuando únicamente se vendía leche. Ahora es un mercado donde se vende de todo: carne, pescados, fruta y verdura, flores, antigüedades etc. Y también es posible comer, ya que los puestos conviven con restaurantes donde poder comer y beber. El ambiente es muy bueno, y suele haber mucha gente, sobre todo los fines de semana.

El horario es de Lunes a Viernes de 6 a 18:30h y los Sábados hasta las 14h.

Hasta aquí el resumen de nuestro viaje a Viena, que junto con Praga, fue nuestro viajecito invernal de 2015. Si tenéis alguna consulta, duda etc… podéis dejarnos un comentario aquí abajo o seguirnos por Instagram @viajandoconlucas

Please follow and like us:
error