¿Cómo organizamos nuestros propios viajes?

Muchos nos preguntáis cómo hacemos para organizar nuestros viajes sin tener que pasar por una agencia y sin gastarnos una pasta gansa. Aquí os lo vamos a intentar contar de manera detallada y esperamos que os sirva de ayuda.

VUELOS

Lo primero es saber si tenemos destino en mente. Si es así, vamos directamente a Skyscanner. En el anterior post ya os contamos cómo lo hacemos. Sinceramente, comparamos en otras webs como Atrapalo, Rumbo o, si la ida y la vuelta es de la misma compañía, nos vamos a su web. A veces hay diferencia en el coste de alguna tasa, gasto de gestión, pago con tarjeta o el importe de maleta extra. Pero por defecto, siempre buscamos en SkyScanner. En otro post os contaremos los trucos que podéis usar para que el precio del billete no suba. ¿En serio no os habéis dado cuenta que hoy el billete cuesta X y mañana, el mismo, cuesta algo más y así sucesívamente? Os contaremos más detalles 😉

Si el destino no lo tenemos muy definido – cosa que nos pasa especialmente cuando hacemos escapadas de 3 ó 4 días – y tenemos un presupuesto ajustadito, nos vamos a la sección La Lanzadera de Atrapalo.  Aquí te explicamos cómo usarla, si es que aún no la has utilizado.

La Lanzadera (Atrapalo)

Está genial porque poniendo 5 cositas: Destino, Origen
(puedes elegir entre: España, Europa, Sudamérica, Centroamérica/Caribe,
Norteamérica, Asia, Africa y Oceanía), 
la fecha de salida, duración del viaje y la flexibilidad de días (si
puedes adelantar o retrasar uno o varios días la ida o la vuelta) tienes un
montón de opciones de vuelos asequibles.

Una vez que das al botón “Lánzate”,  la web te lleva a un mapa donde, marcado con chinchetas y diferenciado con distintos colores, tienes varias opciones de vuelos y de precios. Siendo el verde la opción más barata y la roja la más cara, pasando por el amarillo y  el naranja 

Si pinchas en cada una de las chinchetas te sale un “bocadillo” dándote una primera información: día de llegada, de salida y un precio estimado

Y si haces click en “Buscar” te lleva a la búsqueda más detallada, donde podrás ver todas las opciones de horarios, compañías y distintas combinaciones entre éstas.

Igual que hacemos con la opción de Skyscanner, comparamos en la web de la compañía en cuestión en caso de que la ida y la vuelta sean con la misma, no vaya a ser que sea más barato o podamos beneficiarnos de algún descuento por puntos o alguna promo 🙂

Y una vez allí qué…

Antes de pasar al siguiente punto, el alojamiento, lo que hacemos es hacernos un primer boceto de la ruta que queremos hacer durante el viaje, o lo que queremos ver dentro de una ciudad. Casi siempre acabamos haciéndonos un mapa en Googlemaps y marcando con iconos lo que queremos ver y qué es cada cosa. Para llegar a ello casi siempre contamos con la guía Lonely Planet de turno y con foros tipo losviajeros.com y blogs e Instagram de gente que viaja de la misma manera que nosotros y que nos sirven de fuente de aprendizaje.

Aquí podéis ver el mapa de Google Maps que nos hicimos para Escocia. Vamos añadiendo lo que queremos visitar, y después vamos planificando la ruta, buscando hoteles y añadiéndolos al mapa, etc etc. Sí, somos un poco frikis

ALOJAMIENTO

Una vez comprados los vuelos y teniendo más o menos definido el plan, lo que queremos visitar y demás, nos toca buscar alojamiento.

Casi siempre lo reservábamos todo a través de Booking.com, especialmente si son hoteles. Lo que hacemos es indicar las noches que queremos pasar en el sitio X y luego usamos los filtros de la parte de la izquierda para que se adecúe más a lo que buscamos. Generalmente queremos que tenga una puntuación general superior a 7 y que tenga buena puntuación en ubicación, limpieza y confort. Para dormir y ducharnos, no queremos más. Al viajar con un pequeño, hemos cambiado algún patrón de la búsqueda. Ahora usamos más los filtros de  “Habitaciones familiares” o que tengan cuna o cama supletoria para Lucas y eso lo puedes comprobar en el  apartado servicios, concrétamente en la parte de “cunas/camas supletorias” donde te indican si disponen de ella y si supone un sobrecoste.

Otra cosa que tenemos en cuenta es si la cancelación tiene coste o no ( no es primordial pero sí importante que tenga cancelación gratuita o que no nos cobren nada por adelantado). También miramos la hora de entrada y de salida, y muy importante: la forma de pago. Hay sitios donde hemos estado que solo admiten efectivo, así que hay que saberlo para ir con ello preparado.

Opiniones

Si nos gusta el hotel, la ubicación, las opiniones y demás, el paso siguiente ir a TripAdvisor para comparar datos y ver fotos reales de los viajeros. Este paso es esencial, nos hemos evitado algún sustillo gracias a haber cruzado información. Además, Araceli es muy fan de esta web, ha participado en muchos foros y opinado en más de 300 hoteles, restaurantes y atracciones. 

Desde hace un tiempo usamos también Airbnb, nos parece cómodo ir a apartamentos que tienen todas las comodidades de nuestra propia casa. En su web puedes ver las opiniones de gente real que ya ha estado en ellos. También usamos los filtros que tienen, como: precio, tipo de alojamiento (nosotros siempre alquilamos alojamiento completo). De momento, lo único que no nos gusta mucho es que te cobren el total de la estancia por adelantado. Sabemos que el Host no recibe nada hasta después de la primera noche, pero Airbnb podría solo cobrarnos un primer 50% a modo de señal y a la llegada el resto, no?  Ahí dejamos la idea 😛

Y esto es todo, es bastante sencillo pero es cierto que se necesita un poco de tiempo. Y vosotros, ¿cómo organizáis los viajes? ¿tenéis algún truco para hacerlo más rápido o más barato?

Please follow and like us: