DÍA 8 CAMINO DE LOS FIORDOS DEL ESTE

De camino a Eggilstadir, donde teníamos la siguiente reserva de hotel, hicimos dos rutas marcadas en la guia Rother que os hemos nombrado tantas veces en este artículo. En este caso hicimos la de la cascada Hengifoss y Litlanesfoss, y la del impronunciable bosque más grande de Islandia: Hallorsmsstadarskógur.

A poco más de un kilometro desde donde tienes que dejar el coche, y yendo en dirección a Hengifoss, se encuentra la imponente Litlanesfoss, una cascada rodeada de columnas de basalto increíbles. Casi tan bonita como la de Skaftafell pero menos conocida.

En esta foto de aprecian las dos cascadas: Litlanesfoss y Hengifoss

Siguiendo el camino hacia arriba, a un kilometro y medio os encontráis Hengifoss, la segunda cascada más alta de Islandia con 118 metros de caída. El color rojizo de la roca tan carácteristico es debido a capas de arcilla entre el basalto.

Hengifoss. Recuerdo rellenar la botella de agua en esta cascada. Me supo a gloria.

También nos dimos un buen paseo por el que se dice que es el bosque de Islandia de mayor tamaño, Hallorsmsstadarskógur. Ocupa 740 hectareas. Tiene numerosos caminos que recorrer, son bastante accesibles. También es una zona para los apasionados de la ornitologia.

Nos dejó sin respiración la panorámica del bosque con el lago Loogurinn de fondo.

Dormimos en el hotel Skipalaekur, en Egilsstadir . Habitación doble (sin sábanas) con baño privado 125 €. Hay cabañas disponibles. Nosotros no lo valoramos en su día. Ahora una cabaña con cama doble y sofá cama, gira en torno a los 200 €.

DÍA 9: VATNAJÖKULL

De los fiordos del este, bajamos hacia el Glaciar más grande de Islandia y de toda Europa en cuanto a volumen se refiere. El espesor más alto es de 1 km de profundidad ¿no es alucinante?

En este glaciar tenéis oportunidad de hacer muchas actividades, pero si no tienes conocimientos de técnica de montaña en nieve y hielo con un equipo profesional, creemos que es mejor contratar a empresas especializadas. Nosotros desgraciadamente no hicimos ninguna actividad, nos tocó un día terrible de niebla. Lo que sí hicimos es subir hasta donde pudimos con el coche y la vista deja sin aliento.

¿CÓMO LLEGAR? Nosotros desde la Ring Road cogemos la F985 (ojo, carretera de grava solo apta para 4×4) siguiendo la indicación de Jöklasel, dirección hacia Glacier Jeeps. Seguramente haya sitios desde donde se vea mejor, pero desde allí desde luego nos quedamos alucinados.

Esta noche nos alojamos en el Hotel Arnanes cerca de Höfn. Fue bastante caro pero no había nada más barato y disponible para la fecha en la que estábamos en la zona. Fueron unos 180 € en 2010. Ahora, en la misma temporada, la cosa asciende a más de 240 €. Desde nuestro punto de vista NO merece la pena. Por suerte, ahora hay más alojamientos que hace casi 10 años, pero nuestra recomendación es siempre reservar con mucha antelación en este viaje, ya que los alojamientos bien ubicados y baratos, vuelan!

DÍA 10: JÖKULSÁRLÓN – SVARTIFOSS – P.N. SKAFTAFELL

Este día nos deparó la visita de varios sitios de esos que se te quedan grabados a fuego en la retina, el primero de ellos fue la laguna glaciar más grande, famosa y -me atrevo a decir- bonita de Islandia: Jökulsárlón.

Es una laguna que se encuentra en el extremo sur del glaciar Vatnajökull, y su peculiaridad es que está llena de icebergs flotando que vienen de los desprendimientos que se producen en el propio glaciar. Además está muy cerca del mar, así que tampoco es raro que alguno de estos icebergs acaben en el mar o anclados en la orilla.

Si vais, tenéis que tener los ojos bien abiertos porque es probable que veais alguna foca. También patos, gaviotas, charranes. Recordamos perfectamente un pato blanco y negro que pasaba contínuamente por delante de nosotros haciendo “auuu auuu” ¿los patos no hacían cuacua? jaja

Pato au au

Volviendo a los icebergs, lo que más llama la atención es la gran gama de colores, desde el blanco, azules a grises de las cenizas que ha expulsado algún volcán. En nuestro caso ya sabéis que fuimos 2 meses después del famoso Eyjafjallajökull. Si el día está en calma, las fotos con efecto espejo son una maravilla.

Si os interesa, hay excursiones que os recorren los icebergs en bote anfibio o en zodiac. A nosotros, sinceramente, no nos gustó nada el plan y no lo hicimos, pero para gustos, los colores…

Este día nos deparaba otro plato fuerte del viaje, el Parque Nacional Skaftafell, que está más al sur que Jökulsárlón.

CÓMO LLEGAR, QUÉ VER Y QUÉ HACER EN EL P.N. SKAFTAFELL

Para llegar a Skaftafell, es muy sencillo porque está muy cerca de la Ring Road o carretera nº 1. Son unas 4 horas de viaje desde Reykjavik. Desde Jökulsárlón, que es donde nosotros nos encontrábamos antes, no hay más de 50 minutos en ninguno de los dos casos hay pérdida porque está bastante bien indicado. Desde la Ring Road son casi 2 kms y te encuentras con la entrada al parque.

Entrar al parque es gratis, cosa que se agradece en un país tan caro. Dentro de éste hay muchos senderos y de distintas dificultades. Incluso hay excursiones por encima del glaciar, pero éstas tienen que ser guiadas. Aunque hay una oficina en el parque que os dará toda la información que necesitéis, aquí os dejo la web donde os podéis hacer una idea: https://www.vatnajokulsthjodgardur.is/en/areas/skaftafell/plan-your-visit/hiking

Svartifoss

Nosotros, como no podía ser de otra manera, no nos queríamos perder la cascada Svartifoss, y hay una ruta que lleva hasta ella pasando por un mirador al glaciar que se llama Sjórnípa. No nos pareció muy complicada, y las vistas son alucinantes. Está muy bien señalizado. Y como siempre, mejor ir pronto para evitar verlo con tanta gente.

Mirador Sjórnípa hacia el glaciar Skaftafelljökull

Svartifoss es una de las cascadas más conocidas de Islandia y una de las más espectaculares, y eso es debido a las columnas basálticas hexagonales que rodean la misma cascada.

Cascada Svartifoss rodeada de columnas basálticas hexagonales.

Para dormir, y compensar el atraco de la noche anterior nos quedamos en el Hostel Hvoll, que nos salió por 54 € una habitación doble, sin sábanas, con lavabo, pero wc y ducha compartidos. Tuvimos la suerte que al llegar estábamos solos, porque después de la ducha llegaron 2 autobuses de estudiantes. Actualmente, un viernes de Junio, una habitación similar roza los 130 €, ¡¡ojito!! que sí, que está muy bien ubicado, que ya dan sábanas incluidas en el precio, que está muy limpio y todo lo que tu quieras, pero con ducha y wc compartidos. En fin, esto es Islandia.

Y sin más dilación nos vamos al sur, al círculo dorado, donde se encuentran tres de las mayores atracciones de Islandia. ¿Quieres conocerlas? Síguenos!

Please follow and like us: